Una breve clase de voz

Desde hace dos años imparto clases de voz off-line, ya sea en escuelas de formación o en jornadas universitarias, para profesionales de la comunicación. He pensado que puede ser un buen momento para compartir on-line algunas píldoras de lo que hago.

Para empezar, ésta es la pirámide donde metafóricamente ilustro las tres partes de nuestro aparato fonador. Los diferentes órganos principales que producen nuestra voz están colocados en la misma orientación que en nuestro cuerpo, y desde los pulmones siguiendo el recorrido que haría el aire hasta el exterior:

Una vez visualizado esto, haremos ejercicios de relajación, calentamiento y articulación para mejorar nuestra respiración, resonancia y dicción respectivamente. Y éste es mi regalo gratuito: tres ejercicios para trabajar cada una de esas áreas.
  • Ciclos de respiración de 10 segundos: inspirar durante 4, retener el aire 1 segundo, expirar durante 4, aguantar 1 sin aire en los pulmones, y repetimos este ciclo nuevamente. Podemos apoyarnos viendo un cronómetro o escuchando el tic-tac de un reloj mecánico. Esto logra una respiración más natural. Más adelante podemos aumentar el ciclo a 16 segundos con tiempos de 6-2-6-2 ó 5-3-5-3.
  • Bostezar lenta y profundamente: esto nos ayuda a abrir, calentar e hidratar la garganta con todos los músculos que la componen.
  • Hacer pedorretas con los labios: exactamente igual que los caballos después de relinchar, lo que hace nuestra boca quede más suelta para una mejor vocalización.