viernes, 21 de enero de 2011

Mis mejores doblajes hasta ahora

Éstos son los doblajes que hice el año pasado. Fueron el comienzo de una nueva etapa.

Con el primero quise romper moldes, es el discurso motivador que les da a sus jugadores el entrenador interpretado por Al Pacino en la película "Un domingo cualquiera". Fue mi primer doblaje en serio, sin cambiar el guión original como hacía en los anteriores.


En el segundo puse a prueba mi memoria al grabar sin hacer cortes un monólogo de una página. Dicha continuidad se comprueba al vérseme a mí en todo momento en la miniatura. Lo hago sin leer, sólo miro a la boca de Matt Damon por el sincronismo labial.


No serán los únicos, vendrán más, y por supuesto también como los que solía hacer en tono humorístico, cambiándoles el guión original al estilo del programa "El informal".

Clasificación de entradas